Entendiendo la Reforma Política que se nos avecina.

Foto: CNE


Colombia se rige bajo un ordenamiento constitucional, que va cambiando según las necesidades de la sociedad, y es la norma suprema en la organización del país como un Estado, actualmente nos rige la Constitución de 1991, cuando se habla de reforma se hace referencia al deseo de cambiar o modificar alguna norma que se encuentre vigente en la Constitución actual, para que las normas obsoletas que de algún modo impidan el desarrollo de ciertos sectores específicos o que sean perjudiciales para el bienestar de la sociedad puedan ser modificadas o abolidas con el único propósito del bien colectivo.


A lo largo de la historia política en Colombia se han realizado varias reformas políticas para garantizar la institucionalidad de Colombia y la vigencia de la normatividad constitucional, los proyectos para reformar la Constitución pueden ser presentados por el Gobierno, por mínimo diez miembros del Congreso, por el 20% de los Diputados o Concejales, o por un número de ciudadanos que sea equivalente al cinco 5% por ciento del censo electoral que se encuentre vigente.


¿Qué se pretende con esta reforma?


La reforma de este año impulsada por el gobierno de Santos pretende atender puntos clave de la democracia al interior del Estado, comenzando con el voto desde los 16 años, según el Ministro esto incrementa la participación política de los jóvenes y haría crear conciencia democrática desde jóvenes, de la mano con lo anterior, para afianzar la participación democrática se propuso implementar el voto obligatorio como una “terapia de choque” en los comicios electorales de 2018 y 2022. Con esto se pretende crear una cultura de participación democrática que fortalezca la democracia y acerque a los ciudadanos a las formas tradicionales de participación.


Por otro lado se pretende que el Estado pague las campañas políticas de todos los candidatos, aunque la mayoría de campañas se financian con anticipos y reposición de votos, lo ideal, para el gobierno, es que este sea plasmado en las campañas de los candidatos al Congreso. Por obvias razones las arcas de la nación no pueden financiar 1000 compañas para el congreso, por tanto, parte de esta reforma política es la listas cerradas para la aspiración a cargos públicos. Con esto se evitaría la entrada de dineros mal intencionados, pero para muchos se podría traducir en un mayor gasto de impuestos para los colombianos.


Refiriéndonos a este tema, la Misión Electoral Especial propuso mantener el sistema mixto, con un aumento del aporte estatal a los partidos, “distribuido a partir de nuevos criterios que incluyen la equidad (25%), una mejor consideración de la presencia en los distintos niveles (Congreso; poder local), de la presencia de actores tradicionalmente relegados (jóvenes, mujeres) y de la democracia interna”. También fija mecanismos indirectos de financiamiento público, a través de pauta en medios de comunicación y transporte público en la jornada electoral.


En lo que tiene que ver con la financiación privada, la Misión Electoral Especial propone como requisitos que las donaciones en especie se tasen y se contabilicen con su valor comercial, y que los donantes justifiquen su capacidad económica, lo mismo que el origen de sus recursos; además propone límites a las donaciones privadas a campañas presidenciales, lo mismo que a los topes en valor absoluto a aportes personales y a donaciones; y fija como prohibiciones los créditos que no sean bancarios, la contratación de publicidad por terceros y las donaciones de organizaciones sin fines de lucro. En cuanto a los topes de financiación los conserva pero promueve un “control más efectivo por parte de la autoridad electoral de las rendiciones de cuenta, de la pauta en medios de comunicación y de los principales rubros de gasto”


En opinión de la Misión Electoral Especial las elecciones a corporaciones públicas está de acuerdo con las listas cerradas, para la Cámara de Representantes se propone un sistema proporcional personalizado con lista cerrada y que haya un candidato de cada partido por departamento y distrito. Hablan de 173 representantes, 104 por distritos uninominales y 69 por lista plurinominal. Cada departamento tendría dos representantes y uno más por cada 365 mil habitantes o fracción superior a 182.500 en exceso de los primeros 365 mil. Con esto se lograría que cada departamento tenga por lo menos cuatro legisladores en la Cámara.


Otra de las propuestas es que se haga segunda vuelta en la disputa por alcaldías en los seis municipios más grandes del país, excepto para quienes logren la fórmula de tener el 40 % y una diferencia entre el primero y el segundo que sea superior al 10 % de la votación.


En segundo lugar, la jerarquía en el poder ejecutivo se modificaría, al eliminar la vicepresidencia de la República, se pretende recuperar la figura de “designado presidencial” que estuvo vigente hasta 1991. Según el Ministerio del Interior esta figura le da más seguridad y tranquilidad al país en temas democráticos que la de un vicepresidente. Para fortalecer a la rama ejecutiva también se propuso el aumento a 5 años de los periodos presidenciales, con esto se pretende aumentar la operatividad del mandatario dado que se considera que 4 años es muy poco tiempo para desarrollar los proyectos que el país requiere, por esto también la ampliación de los periodos no solo serían para el presidente, también aplicaría para cargos de elección popular como gobernadores y alcaldes, al Fiscal General de la Nación, Contralor, Procurador y Defensor del Pueblo. Este punto también eliminaría la figura de la reelección.


Finalmente hay otro tema donde la Misión Electoral se ha pronunciado pero el gobierno no parece estar muy de acuerdo con ello, la creación del Consejo Electoral Colombiano, que reemplazaría al Consejo Nacional Electoral, y tendría presencia en todos los departamentos del país, conformado por siete miembros encargados de reglamentar el proceso electoral, controlar las organizaciones políticas, administrar los recursos para partidos y candidatos y vigilar su uso y hacer educación democrática y ciudadana. Los miembros del Consejo Electoral Colombiano, CEC, serían elegidos por la misma entidad, de ternas presentadas por el Consejo de Estado, la Corte Constitucional, la Corte Suprema de Justicia y el Presidente de la República, garantizando siempre que al menos haya tres mujeres. La primera conformación se haría por designación directa de los nominadores y no por el sistema de ternas. También se indicó que cada seccional del CEC tendrá funciones de Policía Judicial.


La Registraduría Nacional del Estado Civil seguirá existiendo, pero perdería tres funciones: la inscripción de candidatos, la realización de escrutinios y la pedagogía electoral. Tendría a cargo el registro civil, la cedulación, el censo electoral y organización y ejecución de las elecciones y la Corte Electoral, a su vez, asumiría las funciones de la Sección Quinta del Consejo de Estado y sería la máxima autoridad jurisdiccional en lo electoral, estando conformada también por siete miembros. Se encargaría de atender las demandas de nulidad de elecciones, definiría la pérdida de investidura, las sanciones disciplinarias y la declaración de pérdida y suspensión de la personería jurídica.


La Procuraduría, quien actualmente tiene la potestad de expulsar de la esfera política a líderes elegidos popularmente, perdería esta función



¿En qué vamos?


La reforma política se ha adelantado poco a poco durante el periodo legislativo del 2017, en sus inicios despertó bastante controversia al proponer que el trámite se diera por medio del ”Fast Track”, muchos sectores de la opinión pública no están de acuerdo con que la reforma esté estrechamente relacionada con el acuerdo de paz y por tanto no justifican el uso del mecanismo de ”Fast Track” para la aprobación del proyecto.


Por otro lado, consideran que el voto obligatorio no es una medida apropiada para el mantenimiento de una democracia saludable en Colombia, el sufragio es considerado un derecho y como tal no puede ser obligatorio ejercerlo, además este incentiva al clientelismo y otros tantos males de la democracia moderna. Teniendo en cuenta todo lo anterior se ha determinado que la columna vertebral de esta reforma sea las listas cerradas para corporaciones públicas, tema que ha tenido gran acogida en el Congreso de la República así es más fácil comenzar a ganar adeptos por medio de esta propuesta.


La atención del Congreso se ha centrado en otro tipo de proyectos, por ejemplo recientemente se ha dado la aprobación del estatuto de la oposición, bajo el argumento de la necesidad de fortalecer el proceso de paz donde la construcción de una cultura democrática sea más amplia, por tanto es urgente que se dé un reconocimiento tanto de la oposición que ejercen los partidos políticos como de las formas de acción de las organizaciones y los movimientos sociales y populares y las garantías de las que gozan.


Basados en lo anterior, esta ley contiene la hoja de ruta para el ejercicio y la protección especial del derecho a la oposición de las agrupaciones políticas y los derechos de agrupaciones independientes. La nueva ley le garantiza a la oposición los derechos de financiación adicional para el ejercicio de la oposición, acceso a los medios de comunicación social del Estado, acceso a información y documentación oficial, derecho de réplica, participación en mesas directivas de plenarias de las corporaciones públicas de elección popular, participación en la Comisión de Relaciones Exteriores, derecho a participar en las herramientas de comunicación de las corporaciones públicas de elección popular y derecho a la sesión exclusiva sobre el Plan de Desarrollo y Presupuesto.


La reforma política se ha estancado por la urgencia de atender otros proyectos que son de vital importancia para la implementación del acuerdo de paz, dado que la fecha de finalización del mecanismo “Fast Track” es mayo de este año, con una posible prórroga de 6 meses más, lo que exige apresurar las iniciativas más importantes para el cumplimiento de los términos de tiempo para que los ex militantes de las FARC también puedan continuar con el proceso de dejación de armas y reincorporación a la vida civil.


Referencias


Así se busca reformar el actual sistema electoral (ver más)



Claves del revolcón que vendría para el sistema electoral colombiano (ver más)



En abril se radicará la reforma política y electoral: Min Interior (ver más)



En qué consiste la nueva reforma política que propone el Gobierno Nacional (ver más)



El abecé de la reforma que propuso la Misión Especial Electoral (ver más)



La reforma político-electoral del posconflicto (ver más)



Lo que propone la Misión Electoral para reformar la política (ver más)



Otras propuestas de la reforma política, además del voto obligatorio (ver más)



Foto: ABC DE LA REFORMA POLÍTICA (ver más)



Más información en:

Nuestros aliados son: 

 ¿Te gusta lo que lees? Participa! ayúdanos a seguir elaborando noticias y análisis. 

© 2014 por "NDI Colombia". Ceado con Wix.com