¿Sí o no a la paz? Implicaciones políticas, éticas y jurídicas/Conversatorio CINEP en alianza con El Espectador.

August 8, 2016

CINEP (Centro de Investigación y Educación Popular) en alianza con el periódico El Espectador realizó en Bogotá un conversatorio para discutir desde los ámbitos jurídico, político y ético, las implicaciones de votar sí o no al plebiscito por la paz. Este evento contó con la participación de Alejandro Angulo coordinador del equipo de Derechos Humanos del CINEP, Rodolfo Arango ex magistrado, profesor de la Universidad de los Andes y columnista del diario El Espectador y Lucía González asesora del comisionado de paz, el dialogo estuvo moderado por el periodista Alfredo Molano. 

 

Alejandro Angulo sostiene que la realización del plebiscito contiene una gran carga política, porque a través de este mecanismo de refrendación se respetarán los principios democráticos ya que consultar al pueblo legitimaría las decisiones del gobierno. Desde el punto de vista ético asegura que es una gran oportunidad para ensayar la política por parte de las FARC por las vías legales, sin necesidad de utilizar la violencia y atentar contra la integridad de la población. 

 

Rodolfo Arango habló sobre los alcances jurídicos de la refrendación en primer lugar, menciona que es importante tener en cuenta que las reglas de juego cambiaron en el plebiscito, el umbral requerido para aprobar el plebiscito es de 13% que equivale a unos 4 millones y medio de votos. En caso tal de que llegue a ganar el sí, se relajarán las exigencias en los procesos legales es decir que el congreso debe realizar solamente 3 debates sobre los acuerdos, una reforma constitucional se realizará en 6 meses, y la entrada en vigor también será inmediata. Si gana el no, el presidente puede presentar los acuerdos al congreso por la vía legal ordinaria, que se demoraría más puesto que tendría que ser sometido a 8 debates y la reformaría saldría aproximadamente en 2 años.

 

 

 

Lucía González considero que la decisión de consultar al pueblo era un gran avance para la democracia en Colombia puesto que en procesos de paz anteriores esto no había ocurrido, los acuerdos simplemente se habían implantado entre las partes sin consideración del pueblo, por esto rescata que es la ciudadanía esta vez quien tiene la responsabilidad de elegir. También sostuvo que la realización de un plebiscito, no debe ser considerado como un acto político, utilizado para promover la politiquería de los posibles candidatos en las siguientes elecciones, debe ser asumida como una decisión de trascendencia fundamental para poner fin al conflicto armado del país que no solamente recae sobre el gobierno, también es decisión de la sociedad.

 

Para finalizar, Rodolfo Arango rescata que “toda la sociedad debe apropiarse de la paz”, si gano el no, no será la pérdida para un actor político, esto significará un gran retroceso para el país, por eso es necesario que la población entienda el plebiscito como una herramienta de consulta a la población por su elección y no como un acto político del gobierno. Para la construcción de una verdadera paz es necesario que gobierno y sociedad civil trabajen juntos, mediante la educación y cultura para lograr un proceso verdadero y duradero. 

 

 

Please reload

Más información en:

Nuestros aliados son: 

 ¿Te gusta lo que lees? Participa! ayúdanos a seguir elaborando noticias y análisis. 

© 2014 por "NDI Colombia". Ceado con Wix.com