La inclusión de comunidades étnicas: Una pieza fundamental en el desarrollo de la paz.

Para conmemorar el día de la afrocolombianidad, El Consejo Nacional de Paz Afrocolombiano (CONPA) realizó el pasado 17 de mayo, un conversatorio denominado “El papel del pueblo afrodescendiente (afrocolombianos, raizales, negros, palenqueros) en los diálogos y la construcción de la paz en Colombia”. El objetivo principal de este evento fue recordar la importancia de la participación de los afrocolombianos durante y después del proceso de paz. Entre los panelistas invitados se destacaron miembros del PCN (Proceso de Comunidades Negras), CNOA (Conferencia Nacional de Organizaciones Afrocolombianas) y otras autoridades Zulia Mena, viceministra de Cultura ,Todd Howlann representante de la Oficina del Alto Comisionado para derechos humanos de la ONU.


Teniendo en cuenta las temáticas que se desarrollaron en el conversatorio, se hicieron los siguientes aportes, en primer lugar se habló de que la presencia de delegados étnicos en los diálogos de paz, considerando que las poblaciones afrodescendientes e indígenas fueron las más afectadas durante el conflicto armado, es necesaria. En taso cal de crear una delegación que represente a estas comunidades esta deberá conocer detalladamente los verdaderos intereses de la población, así se propone la creación de un grupo de trabajo o un comité étnico debidamente capacitado. El gobierno deberá incluir el enfoque diferencial étnico en la realización de los acuerdos y también tiene que propiciar la creación de espacios para que los grupos étnicos puedan participar activamente durante todo el proceso. (pre-acuerdo y post- acuerdo)

En segundo lugar, las comunidades étnicas, fueron afectadas desproporcionalmente gracias a varios factores en primer lugar, es porque históricamente han sido lugares abandonados por el Estado, y son territorios donde el conflicto armado fue muy fuerte, poniendo en peligro sus vidas, su cultura, sus costumbres y sus territorios ancestrales. Razón por la cual, la construcción de un marco jurídico, que tengan en cuenta los derechos especiales y diferenciales es uno de los puntos más relevante en este proceso.


Las comunidades étnicas reconocen que la minería legal e ilegal también es un factor muy relevante en el proceso de paz, ya que los procesos de explotación se realizan en zonas donde la mayoría de la población es indígena o afro. Esto representaría un reto, ya que dificultaría la reparación de las victimas porque nuevamente los territorios se encontrarían en disputa, razón por la cual dentro de los acuerdos también se debe estipular en qué lugares se podrá realizar minería.


Los territorios son fundamentales en el proceso de reparación, así se plantean los siguientes acuerdos, el primero es uno sobre una salvaguarda, es decir que no se afecten los territorios ya titulados ni las leyes anteriores, el segundo es que se continúe con los tramites de territorialidad establecidos en la ley 70 de 1993, concertando con las comunidades indígenas, ya que están existiendo disputas por los resguardos. Y para finalizar un acuerdo sobre las zonas de ubicación.


Para concluir los participantes del conversatorio rescatan que las comunidades étnicas deben ser reparadas, en el aspecto cultural, territorial, y ambiental, mediante el reconocimiento de sus derechos especiales concebidos dentro del enfoque diferencial étnico. Si el gobierno garantiza la participación de estas comunidades dentro de la construcción de un nuevo país, serán legítimos los acuerdos porque tendrán en cuenta las particularidades de la población, construyendo así un país más incluyente.


En mi opinión, las comunidades étnicas, son de gran importancia en la cultura colombiana, ya que son la representación actual, de legados culturales heredados desde hace cientos de años, es por esto que a manera de reflexión hago la siguiente anotación, la inclusión de esta población no tiene que realizarse solamente durante el proceso de paz, las comunidades deben ser tenidas en cuenta en todos los procesos participativos del país, es por esto que desde el sector público se debe incentivar a que los afrocolombianos e indígenas, promuevan cambios estructurales para evitar el racismo y la discriminación, empezando verdaderamente la construcción de un nuevos país.



Más información en:

Nuestros aliados son: 

 ¿Te gusta lo que lees? Participa! ayúdanos a seguir elaborando noticias y análisis. 

© 2014 por "NDI Colombia". Ceado con Wix.com